Inside ruined abandoned house building after disaster, war, earthquake, Hurricane or other natural cataclysm.

Independientemente de dónde esté ubicada su casa, siempre va a haber la amenaza de algún tipo de desastre natural. No siempre podrá usted predecir cuándo ocurrirá, pero sí puede tomar medidas para proteger su casa, y a la vez, a su familia. El siguiente manual le dará consejos y recursos para poder proteger su casa en el caso de daños ocasionados por los desastres naturales; además, le brindará algunas recomendaciones para tener en cuenta para poblaciones especiales incluyendo los niños, los adultos mayores, las mascotas y las personas con discapacidades.

Tornados

Tan destructivos como impredecibles, los tornados ocurren en todo el mundo. Estos ciclones frecuentemente traen vientos fuertes y granizo que pueden ocasionar daños serios en su casa y propiedad. Algunas modificaciones principales para proteger su casa incluyen: reemplazar las ventanas, puertas e incluso el techo con materiales más duraderos o diseñados para resistir el daño. Otras modificaciones menores pueden ser: limitar (o eliminar) los adornos y los muebles en el patio que podrían convertirse en desechos peligrosos durante una tormenta; y recortar las ramas de los árboles cerca a las ventanas.

Debería designar un lugar seguro dentro de la casa dónde todos van en el caso de un monitoreo de tornado – idealmente, tal lugar sería un sótano para tormentas. Para las casas sin sótano, las familias deberían moverse lo más lejos posible de las ventanas y las puertas exteriores y usar un mueble resistente o un colchón como protección contra los desechos voladores. Los papas y los hijos mayores deberían ayudar a que los adultos mayores, niños pequeños y los miembros de la familia con discapacidades se desplacen a un lugar seguro y deben practicar regularmente simulacros para evitar inconvenientes. Además, nombre a alguien que traiga a las mascotas al lugar seguro. Quédense con su kit de suministros básicos hasta que todo esté despejado, y posteriormente, tengan mucho cuidado al registrar la casa si ha habido daños.

Terremotos

Los terremotos atacan rápidamente y frecuentemente sin aviso. Si su casa queda en una zona que está dispuesta a ellos, puede tomar precauciones como: atornillar a la pared estantería pesada, espejos y accesorios colgados; y cerrar con pasador las puertas de las alacenas para asegurar los productos en el interior. Debería quitar los adornos decorativos de las paredes, sobre todo cuando están cerca a las camas, cunas, sofás y otros muebles de uso frecuente. Adicionalmente es necesario amarrar los electrodomésticos y asegurar cualquier equipo médico para el uso de los adultos mayores o personas con discapacidad.

En el caso de un terremoto, debería buscar refugio debajo de una mesa pesada, un escritorio o una escalera. Hable con los niños sobre los lugares seguros en sus habitaciones para esconderse si el temblor empieza durante la noche. Para sus seres queridos con movilidad limitada, la instalación de barras para agarrar cerca a la cama puede facilitar su escape a un lugar seguro. Si tiene mascotas, el familiar más cerca en el momento del terremoto debe tomar la responsabilidad de coger la mascota y llevarla al mismo lugar seguro; sin embargo, si la mascota sale corriendo, es mejor esperar que termine el temblor para buscarla. Practique simulacros sobre qué hacer, recordando a todos que sean precavidos después del temblor inicial en el caso de réplicas.

Tsunamis

En algunas partes del mundo, un terremoto puede traer otro desastre natural peligroso: un tsunami. Desafortunadamente, no hay mucho que pueda hacer para prevenir los daños ocasionados en su vivienda si golpea un tsunami. Tal vez pueda elevarla o tomar precauciones ante el daño ocasionado por el agua, el viento o la lluvia, pero tendrá que consultar con un experto. Su vivienda podrá tener necesidades específicas dependiendo de su ubicación, edad o incluso el material utilizado para la construcción, así que tenga en cuenta que lo que ha servido para otras casas en la zona podría ser diferente para la suya.

Usted debe desplazarse en dos direcciones si se acerca el tsunami: hacia el interior y hacia arriba. Lleve a su familia lo más lejos posible de la costa, y procure llegar a la tierra más alta que pueda. Asegúrese que los niños, adultos mayores y mascotas tengan ayuda; instruya a todos que se mantengan juntos, tomados del brazo mientras se desplazan. Planee una forma rápida y sencilla para mover a sus seres queridos que tengan una movilidad limitada, y procure no depender de mucho equipo electrónico (como una silla motorizada) que podría fallar con las condiciones del clima.

Huracanes

Aunque se puede monitorearlos y predecirlos en cierta forma, los huracanes siguen siendo muy destructivos e incluso mortales. Para propietarios en la costa, algunas inversiones prudentes serían: poner contraventanas para tormenta o reforzar las puertas y los techos. Las piedras y la gravilla pueden ser utilizadas para evitar que las inundaciones lleguen a la base de la casa, y los costales de arena sirven para una solución de último momento si un huracán ya viene a la zona, sabiendo usted que causará inundaciones. Recorte los árboles y los arbustos de las ventanas y los cables eléctricos, contratando a un profesional si es necesario. Si usted o sus seres queridos poseen algún equipo médico electrónico, un generador garantiza que su tratamiento médico continúe en el caso de que el huracán tumbe la electricidad de la zona.

Debe haber alguien asignado para cuidar las mascotas, un adulto que se encargue de reunir y evacuar a los niños, y por lo menos una persona que pueda atender a un adulto mayor o una persona con discapacidad. En algunos casos, emitirán una orden de evacuación después de un aviso de huracán. Siempre obedezca a estas órdenes inmediatamente, y siga la ruta especifica de evacuación – no tome ningún desvió. Mantenga prendida la radio para cualquier actualización, y sólo retorne cuando hayan quitado la orden de emergencia.

Tormentas de nieve

Una tormenta de nieve fuerte puede confinar a las familias dentro de sus casas por días y puede causar más daño que lo anticipado. Los propietarios en las zonas que experimentan inviernos particularmente brutales deben proteger su propiedad con las siguientes acciones: aislar la tubería, reemplazar el revestimiento gastado de las paredes exteriores y el techo y regularmente limpiar las canaletas para evitar que se llenen de hielo. El aislamiento de las puertas exteriores y las ventanas también es de mucha importancia, especialmente en las habitaciones. Tal vez querrá usted también revisar la capacidad del techo para asegurar que pueda soportar el peso de la nieve.

Para los lugares donde ocurren las tormentas de nieve, un kit de emergencia para su vivienda debe contener suficientes medicamentos y suministros necesarios para una semana mínimo con respecto al cuidado de personas con discapacidades, niños, adultos mayores y mascotas. Ropa y mantas extras deben estar incluidas también. Un generador será necesario en cualquier hogar donde las familias dependan de equipo médico electrónico, y tanques suplementarios de oxígeno y otros suministros deben estar a mano.

Incendios forestales

Su aliado más fuerte para proteger su casa contra el daño de un incendio forestal es un paisajismo bien diseñado: la idea es crear un camino para que el fuego vaya hacia afuera o alrededor de la casa. Quite desechos como palos u hojas del patio, especialmente a menos de 10 metros de la casa. Saque cualquier follaje ya muerto o podrido, limpie las canaletas y asegúrese que su patio no tenga césped largo. Se puede tratar algunas casas, patios, casas de perro y parques infantiles con productos resistentes al fuego. Asegúrese revisar las leyes locales y las regulaciones sobre las precauciones de incendios forestales, dado que algunas áreas pueden tener algunas recomendaciones específicas.

Generalmente, los incendios forestales requieren evacuaciones, y es importante que la familia entera sepa qué hacer si hay una orden emitida de evacuación. Hable con sus jóvenes con respecto a poder ir a la casa de un vecino de confianza o un familiar si usted no está en casa, y asegúrese que los niños pequeños sepan obedecer a los hermanos mayores en estas situaciones. Si tiene un ser querido con discapacidad que necesite ayuda para salir de la casa, hable con dos vecinos (uno para llamar primero, el otro de respaldo) por lo menos para ver si podrían prestar ayuda si la situación la requiera. Los familiares con discapacidades y los adultos mayores con dificultades de movilidad deberían portar un teléfono móvil en todo momento para poder llamar por ayuda rápidamente.

Deslizamientos de tierra

Reducir las zonas de riego cerca a su casa, especialmente en las pendientes, es una de las formas en que usted puede proteger su casa contra un deslizamiento de tierra. Desafortunadamente, no hay muchas precauciones que puede tomar además de estar alerta. Es crucial que preste atención a su ambiente inmediato: eche un ojo para buscar señales de la tierra moviéndose como árboles o postes inclinados, nuevas grietas en las aceras, escaleras exteriores o caminos que se están separando de la casa, o nuevas, inexplicadas, goteras en la tubería.

Los derrumbes pueden ocurrir después de mucha precipitación, un terremoto o incluso un incendio forestal, y hable con su familia para tener mucho cuidado después de estos tipos de eventos. Si usted no está seguro que algo se está moviendo (si la reja parece estar moviéndose suavemente, por ejemplo, pero no lo puede asegurar), tome fotos cada día para verificarlo. No deje sin supervisión a los niños pequeños o las mascotas en áreas dispuestas a los deslizamientos de tierra, especialmente si sospecha que puede haber uno próximamente. Evacue sólo si le instruyen hacerlo, y tenga en cuenta un camino directo a la seguridad. Evite lugares bajos y sea precavido especialmente con los ríos y quebradas. Esté preparado para cargar a los niños pequeños y mascotas a un lugar seguro, y tenga un plan para poder ayudarles a los adultos mayores y las personas con discapacidades; no tendrá el tiempo, la oportunidad o el espacio de carga para llevar su equipo necesario, así que debería planear llevar solamente lo que sea necesario de manera inmediata.

La preparación es vital cuando se trata de la seguridad ante un desastre. Tome las precauciones relevantes para su propia vivienda y converse con su familia sobre cómo manejar cualquier situación. Asegúrese que su red de emergencia comprenda cómo usar y transportar equipo requerido por sus seres queridos con necesidades especiales, además de cualquier información importante sobre el cuidado de sus niños o mascotas. Practique simulacros de emergencia por lo menos una vez al año y busque las oportunidades para hacer que el proceso y las evacuaciones fluyan mejor. Entre más preparada para un desastre, su familia puede manejar la situación mejor en el momento y todos estarán más seguros.


No Comments Yet

You can be the first to comment!

Are You Familiar With This Topic? Share Your Experience.